lunes, 11 de junio de 2012

Delito forzado: usurpaciones por desahuciados en España


Son decenas de miles de casos mientras una gran proporción de viviendas se quedan libres

Los bancos españoles siguen desahuciando a numerosas familias, y éstas no encuentran otra opción que ocupar viviendas libres. Mientras, en el país existe un elevado número de edificios inutilizados.
Los ‘ocupas’ viven en un miedo constante puesto que la policía puede echarles de esos inmuebles en cualquier momento, ya que están cometiendo un delito.
Madrid. Podría ser cualquier gran ciudad, pero en ésta, cientos de miles de casas están vacías. Es la imagen de un crecimiento estéril. Que, sin embargo, ahora, también está siendo, la única alternativa para algunos.
“Yo soy ocupa porque ellos quieren. Creo que a nadie le gusta ocupar, sí, es verdad que sabemos que es ilegal, pero es que no nos queda más remedio”, resalta Azucena, una desahuciada.
Yo sintiéndolo mucho habiendo casas vacías, en la calle no me voy a quedar”, agrega.
Aunque sabe, dice, que de aquí la volverán a echar. A ella y a toda su familia. Vive con sus tres
hijos, su madre y su abuela. A lo que se suma, el estigma en el día a día.
“Yo he tenido personas que desde que soy ocupa me han girado la cabeza cuando me ven, no soy una delincuente, lo estoy haciendo por necesidad no por gusto.”
Asumió las deudas de su madre. Pero, su compromiso a pagarlas, dice, no ha sido suficiente. Les desahuciaron. Su casa: inutilizada, la puerta: tapiada con cemento.
María José tampoco puede volver a su casa. “Me han quitado un techo que era mío, me lo han robado”, dice.
Avaló con su vivienda un crédito de su pareja, y también la desahuciaron con sus dos hijos.
“Te ves obligado a ocupar. No duermes no descansas porque estás pendiente de que va a venir la policía y te va a echar. No sólo en mi caso, sino también de personas mayores que las han desahuciado con 80 años”, cuenta María José.
“Ante la justicia es un delito, pero yo no estoy cometiendo ningún delito, puesto que ellos a mí no me ofrecen otra opción”, dice ella.
Es un delito de usurpación. Penado con multa. Que dicen, los expertos, es difícil de aplicar en el momento actual.

Casas vacías

El abogado Rafael Mayoral menciona otro delito “más grave que es el acaparamiento de viviendas que es el acaparamiento de bienes de primera necesidad de detraerlos del mercado para conseguir un aumento artificial del precio de las cosas”.
“Es evidente y manifiesto que eso se está cometiendo además de forma masiva por sectores privilegiados de la sociedad, que están acaparando esos bienes de primera necesidad, tapiándolo, como hemos visto”, dice él.
En España crece la ocupación de la mano de los desahucios. Tan solo el año pasado se ejecutaron casi 60.000.
A esto se le suma el hecho de que en el país existe un elevadísimo número de casas vacías. Entre 5 y 6 millones, según los últimos datos. Esto significa que más del 20% de las casas están inutilizadas. Una grave paradoja fruto de la crisis y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.
Entre el 2001 y el 2007, sólo en España se construyeron más casas que en Alemania, Francia, Italia y Reino Unido juntos. Y no había demanda suficiente. Para comprarlas, se concedieron créditos sin límite. Y Azucena o María José son la consecuencia.
Fuente : RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada